Wishlist Abril – I [Black]

Si consideramos que a veces tengo un excelente gusto y que  la ropa es uno de mis placeres culpables (podría pasar horas mirando ropa y deseando un millón de cosas para adquirirlas), además, a eso le sumamos dos factores extras, los días fríos y mi favoritismo por el color negro, tenemos como resultado un Wishlist hecho por la Negra mas Desabrida del internet.

WISHLIST BLACK1.WISHLIST BLACK2

1)- Abrigo Foster // 2)-  Conjunto Cierva Diseño // 3).- Nike Roshe Run puedes encontrarlas en Gold Milk // 4)- Poncho de punto H&M // 5)- Botines con plataforma H&M

 

Anuncios

Fragmento #1

Cada vez que leo un libro, encuentro partes que me apasionan, que a mi consideración son hermosa y obviamente quiero compartirlas con ustedes

Porque entierrados de pies a cabeza los huelguistas llegábamos cantando y gritando no sólo de oficinas del cantón de San Antonio, sino de cada uno de los cantones de la pampa del Tamarugal. Y el torrente de gente no paraba. La huelga había prendido en la pampa como un reguero de pólvora («Y pólvora de la buena, compadritos» dice eufórico Domingo Domínguez caminando entre el gentío). A ojo de pájaro, éramos más de cinco mil los pampinos aglomerados en las calles del pueblo, avivando la huelga. Hombres de distintas razas y nacionalidades, algunos de los cuales no hacía mucho se habían enfrentado en una guerra fratricida, se unían ahora bajo una sola y única bandera: la del proletariado. Y era tanta la efervescencia de la gente, que los medrosos chinos de los despachos y tiendas de abarrotes, y los macucos dueños de las fondas y cantinas del pueblo, habían cerrado con trancas y sólo atendían por la puerta chica. Y mientras esperábamos el arribo del señor Intendente, y los obreros seguían llegando en columnas por los cuatro horizontes del desierto, espontáneos oradores comenzaron a trepar resueltamente al kiosco de música en la plaza, o a encaramarse sobre la plataforma de los carros en la estación del ferrocarril, en donde habíamos levantado campamento, para improvisar encendidos discursos que hablaban de justicia y redención social, discursos que nos inflamaban el espíritu de la necesidad urgente de romper cadenas, quitar vendas y liberarnos de una vez y para siempre del opresor yugo capitalista. Con voz de profetas desatados, estos arengadores vaticinaban elocuentes y rotundos sobre lo brillante que se veía emerger el sol del porvenir en el horizonte del proletariado. Y era lindo para nosotros oír todo aquello y vernos unidos por primera vez en pos de las reivindicaciones tanto tiempo esperadas. Era emocionante hasta las lágrimas ver a los operarios de la pampa unidos como un solo pueblo, como un solo hombre, luchando en contra del mismo y común .

Rivera Letelier, H. (2002) Santa Maria de las Flores Negras,(1era ed.) Grupo Editorial Planeta, Buenos Aires. 

Marcha de los obreros en huelga en Iquique antes de ser alojados en la escuela.

La Primera y Única Vez

Tatia Pllieva nos enseña que lo mágico de el primer beso no discrimina género, ni edad. Invitó a 20 extraños a besarse por primera vez para dejar el registro de este fenómeno.
¿Conclusión? El primer beso, es el acto mas sencillo y puro que nos puede mover el piso en el cual nos sostenemos en un segundo. Si no me cree, obsérvelo usted mismo.
Cariños.